Microban versus nanotecnología antimicrobiana

La nanotecnología es una ciencia en rápido crecimiento que ofrece una fuerte defensa contra la proliferación microbiana. Sin embargo, las preocupaciones por sus efectos negativos en los seres humanos y el medioambiente hacen que Microban elija proactivamente NO utilizar nanotecnologías antimicrobianas.

Descubrir más

¿Qué es la nanotecnología antimicrobiana?

Las nanotecnologías antimicrobianas son formulaciones que tienen la capacidad de inhibir el crecimiento de microorganismos. Típicamente, se caracterizan por un tamaño de partícula de menos de 100 nm.

Nanotecnología y nanoplata: ¿Cuáles son las preocupaciones?

Desde hace mucho tiempo se conoce la capacidad de la plata para alterar el crecimiento de microbios. Solo en la última década, el uso de nanoplata como agente antibacteriano se ha expandido drásticamente con aplicaciones en colchonetas, tablas de cortar y una variedad de otros productos.

A pesar de poder luchar eficazmente contra el crecimiento microbiano, los estudios han demostrado que los productos con nanoplata tienen tendencia a lixiviar, lo cual dispersa nanopartículas nocivas en el medioambiente y presenta un riesgo potencial para la salud humana.

Friends of the Earth International, una red global que representa a más de dos millones de activistas en 73 países diferentes, elaboró una serie de informes sobre nanotecnología que sugieren que la nanoplata tiene el potencial de ser gravemente perjudicial para nuestra salud si la usamos con demasiada frecuencia. En particular, sugieren que ha habido un aumento de diez veces en la cantidad de “nanoalimentos” sin etiqueta y no regulados en el mercado estadounidense desde 2008, donde los químicos agrícolas y veterinarios disfrazan su uso de nanopartículas dándoles otra denominación.

Además del posible impacto en la salud humana, muchos están preocupados por la exposición a la nanoplata dentro del medioambiente. Según Samuel Luoma, doctor en el Instituto de Medioambiente John Muir de la Universidad de California, casi un tercio de los productos con nanoplata en el mercado en 2007 tenían el potencial de dispersar nanopartículas de plata al medioambiente. Han pasado casi diez años, y la nanoplata aún puede ingresar en el medioambiente puesto que las partículas se mueven de un compartimiento ambiental a otro, es decir, del agua al sedimento, del suelo al agua subterránea, del agua a los microorganismos, peces, insectos o mamíferos. Para sintetizar, las nanopartículas pueden participar en las reacciones químicas y biológicas del medioambiente, donde las implicancias aún no son claras.

Tecnología antimicrobiana de plata de Microban®: ¿Por qué es más segura?

La seguridad y las reglamentaciones son de fundamental importancia para Microban, tanto que elegimos no usar nanotecnología ni nanoplata antimicrobianas. A diferencia de las nanotecnologías, los aditivos antimicrobianos de plata de Microban® se adhieren a productos sólidos durante la fabricación. Esto significa que el potencial de lixiviación nociva es nulo. Nuestras tecnologías antimicrobianas de plata también están registradas para uso apropiado a la aplicación ante la Agencia de Protección Ambiental (Environmental Protection Agency, EPA) de los Estados Unidos. Además, están notificados conforme al Reglamento sobre productos biocidas (Biocidal Products Regulation, BPR) de la UE, con presentación completa de expedientes que avalan los aspectos de seguridad tales como propiedades toxicológicas y ecotoxicológicas del principio activo.

El equipo de científicos experimentados especializados en aditivos antimicrobianos de Microban utiliza una amplia variedad de tecnologías para proporcionar soluciones antimicrobianas personalizadas. Si determinados que la plata es el mejor agente antimicrobiano para integrarse en su producto, haremos pruebas de laboratorio exhaustivas independientes para garantizar su seguridad en toda una amplia gama de tipos de productos.