Prueba AATCC 30-III

Evaluación de la actividad antifúngica y la resistencia al moho y a la putrefacción de materiales poliméricos y textiles.

¿Qué es la prueba AATCC 30-III?

AATCC 30-III es un método de prueba cualitativo que se emplea para determinar la efectividad antifúngica de muestras de polímeros o textiles tratadas con antimicrobianos.

¿Cómo funciona la prueba AATCC 30-III?

Esta prueba emplea un moho común ambiental llamado Aspergillus niger.

Se colocan muestras en platos con agar nutritivo cubiertos con los hongos de prueba. Las muestras se mantienen en contacto con el hongo durante un período de 7 días. Durante ese tiempo, los hongos y las muestras se mantienen a 29 ºC y en condiciones muy húmedas, lo que crea unas condiciones óptimas para la proliferación fúngica.

Tras el tiempo de exposición de los hongos al material de prueba, se examinan las muestras para ver si hay algún crecimiento fúngico en ellas.

El estándar de Microban: Escala de evaluación del 0 al 2

Las muestras de prueba que se analizan según el método de prueba antifúngico AATCC 30-III se evalúan en una escala del 0 al 2. Dicha escala está determinada por la presencia de crecimiento fúngico en la muestra.

  • Aprobado: Clasificación = 0 – no hay crecimiento fúngico en la muestra
  • Suspenso: Clasificación = 1 – crecimiento fúngico que se puede ver con microscopio
  • Suspenso: Clasificación = 2 – crecimiento fúngico que se puede ver sin microscopio

Más información

Si desea obtener más información sobre las capacidades de la prueba AATCC 30-III, póngase en contacto con un miembro del equipo de Microban hoy mismo.